Google+TwitterFacebookLinkedInVKSina WeiboPinterestShare

Lne | 21-4-2012 | Polvo de estrellas: Un libro revela secretos de alcoba del mundo del espectáculo: Johansson prefiere los coches, a Longoria le gusta que la aten y a Dunst le van los probadores

¿Qué secretos de alcoba se escoden detrás de las estrellas? Una pregunta muy recurrente que por primera vez tiene una respuesta. El libro «Las 1.001 fantasías más eróticas y salvajes de la historia» recoge los testimonios de las fantasías y preferencias de los famosos de puertas hacia dentro.

Los asientos traseros de los coches son para Scarlett Johansson, el lugar perfecto para mantener relaciones sexuales. Pero no es la única a la que le gusta jugar con el morbo de ser descubiertos.

El escritor Fernando Sánchez Dragó asegura haber hecho el amor en lugares tan extraños como detrás de un confesionario en la catedral de Sigüenza. Y el cantante George Michael va más allá practicando el conocido como «dogging», encuentros sexuales con personas desconocidas al aire libre.

La autora Roser Amills recoge además en su libro el fetichismo de cantantes como Madonna, que plasmó incluso en la portada de su disco «Erótica», en donde aparecía chupándole un pie a la modelo Naomi Campbell. A la Reina del Pop le adjudicaron un encuentro sexual con John Kennedy Junior y se aseguraba que su amante había cubierto su cuerpo de mantequilla de cacahuete. Ella lo negó: «Tiene demasiadas calorías. Fue crema batida en grasa».

Hay otras estrellas a las que les gustaba practicar juegos en la cama como la fallecida Amy Winehouse, que aseguraba disfrutar mucho con sesiones de «spanking», es decir, recibir azotes en el trasero durante el acto sexual. Eva Longoria también ha confesado encontrar mucho placer en el hecho de ser sometida por la otra persona, y en una entrevista confesó: «Me gusta que en la cama me dirijan. Encuentro algo muy excitante en ser sumisa y no me disgusta que me aten con pañuelos de seda».

Antes de ser la flamante esposa de Nicolas Sarkozy, Carla Bruni, si nos fiamos de la letra de una sus canciones, tuvo 30 amantes, entre ellos famosos como Mick Jagger, Donald Trump, Eric Clapton o el «lobo» Kevin Costner…

Cristina Aguilera se vuelve loca por la cocina, retozando con su marido sobre el fregadero y cocinando desnuda. La vigilante de la playa Pamela Anderson ha dejado claro que le gusta que la graben mientras disfruta del sexo, y Kirsten Dunst, la candorosa novia de Spiderman, hizo realidad una de sus fantasías al mantener un fogoso encuentro con Jake Gyllenhaal en el probador de una tienda. La cantante española Alaska recuerda cómo perdió su virginidad: hizo el amor con el primer chico con el que tuvo ocasión, un rocker del Rastro de Madrid. Tenía 14 años.

Fuente:
http://www.lne.es/vida-y-estilo/gente/2012/04/21/polvo-estrellas/1231060.html

Va, deja tu comentario!!