Ellos piensan, a veces, con la polla. ¿Y acaso nosotras no pensamos, a veces, con el coño?

Roser Amills/ junio 2, 2014/ Libros Roser Amills, M'agrada el sexe, Me gusta el sexo/ 5 comentarios

Es un buen debate, lleno de matices, pero hay algo que las estadísticas ya confirman: las mujeres engañamos a nuestras parejas en igualdad de condiciones, otra cosa son las consecuencias sociales que puede conllevar.

Cuando las encuestas son anónimas, por lo general estos son los datos, aproximados: un 20-25% de las mujeres confiesa que ha sido o es infiel a su pareja, el resto simplemente no sabe no contesta, que no es ninguna garantía.

Y de las que confiesan que sí, el 50% de esas mujeres aseguran que lo hacen por despecho. Otro 30% por diversión. Otro 5% por necesidad física. Y el 15% restante por diversos motivos que se pueden juntar en uno solo, y es el supuesto “despiste” ocasional, circunstancial o etílico: por culpa y gracia de una borrachera en una despedida de soltera, o bien una borrachera en la fiesta de cumpleaños de una amiga, una simple borrachera a secas en una noche de fiesta, con juegos como “en casa de una-amiga-pero-yo-no-soy-lesbiana”, venganza, aburrimiento, curiosidad o por hacer una travesura ocasional, por poner algunos ejemplos.

LA PREGUNTA: Si tú tuvieras que ser infiel a tu pareja, ¿por qué motivo lo harías?

Aprende más en “Me gusta el sexo”

Español |
Català

 

 

Compartir esta entrada

5 Comentarios

  1. Pensar amb la ……..nooooooooooo !! ! ! !

  2. cada cosa tiene su utilidad … cuando se utiliza la polla o el coño para pensar ……..

¡Puedes hacer algo genial! Comenta esta entrada: