Las reglas del amor

Roser Amills/ junio 27, 2006/ Columnas opinión/ 7 comentarios


1- El matrimonio no excusa propiamente a nadie de amar.
2- Aquel que no siente celos no es capaz de amar.
3- Nadie puede amar a dos personas al mismo tiempo.
4- Es bien sabido que el amor está siempre o creciendo o declinando.

5- Lo que quiera que un amante toma contra la voluntad de su amada no tiene sabor.
6- Un hombre no se enamora hasta haber alcanzado completa madurez.
7- Un período de duelo de dos años por un amante muerto es requerido de la parte sobreviviente.

8- Nadie debería ser impedido de amar excepto por razón de su propia muerte.
9- Nadie puede amar a menos que sea forzado por la elocuencia del amor.

10- El amor acostumbra ser un exiliado de la casa de la avaricia.
11- Es inapropiado amar a alguien a quien te avergonzaría desposar
12- El verdadero amante no desea los abrazos apasionados de nadie salvo su amada.
13- El amor que es hecho público raramente dura.

14- El amor fácilmente obtenido es de poco valor; la dificultad en obtenerlo lo hace precioso.

15- Todo amante empalidece en la presencia de su amada.
16- Al de repente avistar a su amada, el corazón del amante comienza a palpitar.
17- Un nuevo amor desplaza al viejo.
18- Un buen carácter solamente hace a alguien digno de amor.
19- Si el amor disminuye, pronto falla y raramente se recupera.
20- Un hombre enamorado es siempre temeroso.

21- El sentimiento de amor es siempre incrementado por los celos verdaderos.
22- Cuando un amante sospecha de su amada, los celos, y con ellos la sensación de amor, son incrementados.
23- Un hombre atormentado por el pensamiento del amor come y duerme muy poco.
24- Todo lo que un amante hace termina en el pensamiento de su amada.

25- Un verdadero amante no considera nada bueno sino lo que piensa que complacerá a su amada.
26- El amor nada puede negar al amor.

27- Un amante nunca puede tener demasiado de los consuelos de su amada.
28- Una pequeña suposición fuerza al amante a sospechar que su amada obra mal.
29- Un hombre perturbado por lujuria excesiva usualmente no ama.
30- Un verdadero amante está continuamente y sin interrupción obsesionado por la imagen de su amada.
31- Nada prohíbe a una mujer ser amada por dos hombres, o a un hombre por dos mujeres.

En De Amore, Libro II, (o Libro del Amor Cortés) por Andreas Capellanus (Andrés el Capellán, siglo XII, religioso de la corte de María de Champagne, hija de Leonor de Aquitania, reina de Inglaterra, esposa de Enrique II).

Compartir esta publicacion

7 Comentarios

  1. Vaya caña nos metes xiquilla. Genial! !

  2. No es contradiu el punt 3 i el 31?

    1. Cert! Ningú no és perfecte :))

  3. és humà, prou de “autoestimes” som de carn ossos i sentiments, tots ho hem sentit algún cop per que és humà

  4. Los celos son una falta de autoestima… E dmi forma de entenderlo.

  5. Permete’m posar-te aquí una lletra d’una cançó del Serrat que de ben segur que coneixes:

    “El milagro de existir…
    El instinto de buscar…
    La fortuna de encontrar…
    El gusto de conocer…

    La ilusión de vislumbrar…
    El placer de coincidir…
    El temor a reincidir…
    El orgullo de gustar…

    La emoción de desnudar…
    y descubrir, despacio, el juego.
    El rito de acariciar
    prendiendo fuego.

    La delicia de encajar
    y abandonarse.
    El alivio de estallar
    y derramarse.

    Y el amor, el amor…
    El amor, el amor…
    El amor…
    El amor.”

    http://www.goear.com/listen/28178ba/y-el-amor-joan-manuel-serrat

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.