Leer corriendo
“¿Por qué leía tanto? Simplemente porque me gustaba y no tenía nada que hacer. Era pésimo para todo tipo de actividad física, tampoco era el más popular y simplemente me era imposible estudiar más allá de lo mínimo necesario. Entonces, leer me parecía una buena idea, algo que me gustaba y, en un contexto en el cual no destacaba en muchas cosas, era algo, quizás lo único, en lo que era bueno, realmente bueno. Me ponía marcas: leer todos los días 50, 60, hasta 100 o 150 páginas, terminar varios libros en una semana, leer rápido, casi sin pestañear, como si una comprensión de lectura me esperara siempre al día siguiente. Leer corriendo. Me acordé de eso hace unas semanas. Con unos amigos fui a una lectura de Hanif Kureishi y en un momento, no me acuerdo en qué contexto, dijo que cuando él tenía 10 años había hecho una lista de todos los libros que había leído y habían sumado 144. Yo nunca hice una lista, pero creo que si lo hubiera hecho, el numero no hubiera sido menor (tristemente, eso es lo único que me iguala con Kureishi, al menos en términos literarios).”
Por “Sureta”

“Tendemos a leer corriendo como para alcanza el tren que está a punto de marcharse y luego, nos queda, un sinsabor al no poder recordar ( al menos en mi caso) en totalidad, aquello que me hizo reevaluar, sentir o alcanzar una respuesta a mis preguntas, al leerlo. Es que ahora hasta hablamos rapidito, por teléfono o celular, por el dinero o por el tiempo, ya no guardamos las pausas, ni le damos tiempo a transmitir las emociones en “vivo y directo”, porque hay dinero y tiempo involucrado.”
Por “Faro Marítimo”

“Decir Tefilá sin ponerle corazón, es claro que no se puede llamar un servicio, por lo tanto no es tefilá. No sabemos cómo tantas veces perdemos la concentración en el rezo, y no hacemos más que leer corriendo y dejamos salir las palabras de nuestra boca sin controlar lo que estamos diciendo, perdiendo así la oportunidad de hablar con nuestro Creador y acercarnos a El. Con un poco de concentración al momento de rezar podemos realmente hacer un servicio, una tefilá como debe ser, con el corazón; sobre lo que está escrito en el Tehilim 51 “Los sacrificios para D—s son el ánimo roto, el corazón roto y golpeado. Eso D—s no lo desprecia”, también está escrito que a pesar de que todas las puertas del cielo se cerraron, la puerta de las lágrimas no se ha cerrado, está abierta. Que pidamos de corazón, que nos acerquemos a D—s con el corazón en la mano, es lo que El quiere.”
Por “Najalat Baruj”

“En el 4 de enero de 1809, escritura en relieve de Louis nacía. El desarrolló un sistema de leer y escribir, llamó Escritura en relieve, eso podría ser usado por el ciego. Escritura en relieve es una serie de puntos levantados. Cada combinación de puntos significa una carta o el símbolo. La gente ciega entonces puede leer corriendo los dedos sobre los puntos. El sistema no se reconoció extensamente ni fue usado hasta que después de la muerte de Escritura en relieve.”
Por “escritura en relieve”

Comparte y comenta esta entrada: