hay amantes y amantes y amantes
-Amante nominalista: ¿Por qué no me dices que me amas?
-Amante sustancialista: No es necesario que lo diga. Sabes que te amo.
-Amante escéptico: No puedo saber si te amo. (Paradoja del escéptico. Hay algo que sabes: que no sabes si me amas)
-Amante cartesiano: Pienso que me amas, luego, me amas.
-Amante kantiano: Puedes pensar que te amo, pero no saberlo.
-Amante positivista: ¿Cuánto me amas? Espero una prueba de amor.
-Amante budista: Amo en ti a todo lo amable que ofrece el universo.
-Amante contractualista: si firmamos en el Registro Civil, nos amamos.
-Amante platónico: Te amo pero nunca seré el amante perfecto (solo es perfecto el ideal del Amor).
-Amante estoico: No te amaré. Prefiero la serenidad (ataraxía).
-Amante cortés: Te amo porque no correspondes a mi amor.
-Amante romántico: Te amo desde siempre y para siempre porque me siento morir y tú eres la fuente de todos los bienes.
-Amante deconstruccionista: Te amo porque así lo he manifestado por escrito.
-Amante habermasiano: Te amo porque tu me amas (y no por mi dinero)
[hola, faunos]

Comparte y comenta esta entrada: