«Era un sitio tan bueno como cualquier otro: servía para vivir despacio con la luz apagada mientras fuera se hacía de noche» Rafael Reig

Comparte y comenta esta entrada: