Los versos que encabezan «Memorias de Adriano», en su versión original y una traducción que se atribuye a Cortázar:

Animula, vagula, blandula...

“Animula, vagula, blandula / Hospes comesque corporis / Quae nunc abibis in loca / Pallidula, rigida, nudula, / Nec, ut soles, dabis iocos…”

“Mínima alma mía, tierna y flotante / huésped y compañera de mi cuerpo / descenderás a esos parajes pálidos, rígidos y desnudos, / donde habrás de renunciar a los juegos de antaño.”

Comparte y comenta esta entrada: