En la primera imagen que adjunto podréis ver a los cossiers de Algaida de camino a la iglesia el pasado 25 de julio de 2010. Mi abuela observa la comparsa desde el portal. Tiene 81 años y ganó un premio de baile a los 15, es lúcida, buena y, sobre todo, sabia.

Cossiers d'Algaida, enguany

Y, a continuación, la comitiva política que pasa también por delante de mi abuela. El protagonista (primera fila, centro) es Francesc Antich i Oliver, que nació en Caracas pero vivió desde muy pequeño en Algaida, y que este año ha querido acercarse a mi pueblo para disfrutar de la tradición dimoni-cossiers, para alegría de las autoridades locales.

Cossiers d'Algaida, enguany

Finalmente, os dejo un par de vídeos que grabé del final de la danza.

Comparte y comenta esta entrada: