Cuando pienso en juegos de azar, casino o hasta de póker, como pueden ser estos, lo último que me viene a la cabeza es que pueda ser interesante para las mujeres a las que les gustan las mujeres. Quizás he visto demasiadas películas de hombres muy hombres en Las Vegas, quizás relacionaba inconscientemente el juego con las relaciones heterosexuales…

En fin, sea lo que sea lo que me llevó a equivocarme tanto, es un prejuicio estúpido que he desmontado gracias a un ejemplar de narrativa lésbica de las premiadas autoras de novela romántica y erótica Radclyffe y Karin Kallmaker. Se trata de “Cruising Las Vegas” y es un libro imaginativo, correctamente escrito, lésbico y muy entretenido.

¿Quiénes son RADCLYFFE y KALLMAKER?

Son dos mujeres que han unido su talento y ganas de contar historias en la ardiente secuela de su éxito de ventas En aguas profundas. Esta vez la trama se desarrolla en Las Vegas y, convertidas en reinas del juego, logran convencer al lector de que allí no sólo el desierto es ardiente, según reza la nota promocional, de lo más sugerente. Ellas intercalan lo obvio en este entorno (juegos de azar y tragaperras de todos los colores y modelos) con juegos de pasión y juegos de amor igualmente emocionantes, y dejan que rueden los dados de los orgasmos y los gemidos en los cuartitos recónditos, las trastiendas oscuras, las habitaciones a media luz.

Además de las protagonistas, veremos a una supervisora de casino que cree haberlo probado todo, pero que será sorprendida por situaciones nuevas, una organizadora de congresos que descubre que el hotel puede poner más esmero de la cuenta en hacer que se sienta cómoda durante su estancia… Pasiones extremas en las que de poco valen las trampas y los faroles, es una partida de lo más entretenida y que parece no tener fin, llena de riesgos, lujuria, locas fantasías eróticas hechas realidad y recompensas inesperadas.

Kallmaker vive en la bahía de San Francisco y ha confesado que la primera mujer por la que perdió la cabeza fue una bibliotecaria, y dijo que “Sólo de pensar en el lápiz que se pasaba por aquel moño suelto tan atractivo… se le sube la temperatura”. Desde que escribió su primera novela romántica lésbica no ha parado y tiene pareja estable desde hace muchos años. En España ha publicado, con la Editorial Egales, los títulos «Pintando la luna», «Si el destino quiere», «Ese abrazo que pretendía darte», «Algo salvaje» y «Después de todo».

Radclyffe vive en el noreste de los EE.UU y es escritora y cirujana. Lleva toda la vida interesada por las novelas románticas y desde adolescente las ha coleccionado, escrito y, finalmente, publicado. El tema de sus novelas y de sus series de acción y misterio es el elogio del poder del amor entre mujeres fuertes y valientes. Que aproveche la lectura, el juego o lo que se tercie, que la vida es una y, si queremos, ¡muy divertida!

Comparte y comenta esta entrada: