Annie Sprinkle

Roser Amills/ agosto 14, 2008/ Columnas opinión/ 0 comentarios

Roser Amills homenaje a Marilyn Monroe 33

Roser Amills homenaje a Marilyn Monroe 33

roser amills desnuda en una habitacion de londres 6

roser amills desnuda en una habitacion de londres 6

roser amills desnuda en una habitacion de londres 4

roser amills desnuda en una habitacion de londres 4

roser amills desnuda en una habitacion de londres 2

roser amills desnuda en una habitacion de londres 2

roser amills desnuda foto censurada instagram

roser amills desnuda foto censurada instagram

roser amills desnuda pieles

roser amills desnuda pieles

roser amills joya de plata escote

roser amills joya de plata escote

roser amills antifaz

roser amills antifaz

roser amills foguerons de gracia

roser amills foguerons de gracia

roser amills desnuda balcon

Roser Amills

roser amills desnuda penumbra

Roser Amills

roser amills desnuda en el sofa

roser amills desnuda en el sofa

Me gusta la playa roser amills

Me gusta la playa roser amills

roser amills bikini azul

roser amills bikini azul

roser amills bikini azul tumbona

roser amills bikini azul tumbona

roser amills de pie cupula venus

roser amills de pie cupula venus

roser amills desnuda junto a la ventana

roser amills desnuda junto a la ventana

roser amills espalda ventana

roser amills espalda ventana

Ejemplos de estas prácticas hay muchos, pero es inevitable empezar por Annie Sprinkle, una de las primeras en acuñar la expresión postporno y cuyas performances, fotos, películas y talleres son deconstrucciones kitsch de la pornografía.

Compartir esta entrada

¡Puedes hacer algo genial! Comenta esta entrada: