La bachillera
5 (100%) 1 vote

"… las damas con exceso de lecturas asustan a los buenos maridos…"

La bachillera
Editions:Libro de bolsillo (Spanish) - First Edition: € 18,00
ISBN: 9788494504419
Size: 14,30 x 21,30 cm
Pages: 356

Avanzada a su tiempo, la protagonista de La bachillera se rebela ante el orden establecido entre las trifulcas con franceses refugiados, guerras, pasiones, erotismo, celos y crueldad en los albores de las guerras carlistas, en compañía de personajes imperfectos del siglo XIX que guardan muchas similitudes con cada uno de nosotros.

La novela se articula en torno a las ambiciones de una joven mallorquina que existió en la realidad y que trató de elevarse sobre la miseria de su nacimiento, a su manera. El resultado es una mezcla de acción e intriga, personajes verídicos documentados, emociones desbordadas y sensualidad, trufado de extrañas muertes, supersticiones, un secreto que la protagonista y su madre no desean desvelar, dos amores imposibles, la diferencia de clases sociales, la importancia de la educación para que las mujeres puedan ser libres, los prejuicios de la sociedad, el resentimiento de los personajes marginados… Todo se confabula a lo largo de varias décadas hasta un final sorprendente.

Inteligente, vivaz, enérgica, no quiere malgastar su vida entre bailes y coqueteos. Leonor prefiere leer y dedicar su vida al estudio. Una historia y un personaje que enganchan, un fiel retrato de la vida de una mujer valiente en una época convulsa como pocas.

Pero también es una mujer que tienta a los hombres hasta hacerles perder la razón y nadie ha llegado al corazón de esta escurridiza criatura… Hasta que se enamora del hombre equivocado y sufre entre las fantasías del matrimonio y su implacable deseo de libertad.

Leonor, aunque no aparezca en los libros de historia, realmente existió. Valiente pionera del feminismo en una época convulsa: la Revolución francesa y los años posteriores

IFEELBOOK PUBLICA "LA BACHILLERA"

"… las damas con exceso de lecturas asustan a los buenos maridos…"

¿Por qué este título?

“Bachillera” era un mote peyorativo del siglo XVIII-XIX para mujeres que “leían demasiado”, y aludía a aquellas que, como la protagonista de esta novela, tenían la extravagante afición a dedicarse al estudio y la lectura.

«Todo culpable es tímido.» Voltaire

Como todas las novelas de Roser Amills, La bachillera presenta una estructura íntima basada en hechos reales y emplazada entre Francia, Mallorca, Cataluña y España. El relato se centra en la transición entre el siglo XVIII, el siglo de las luces, el racionalismo y la sensualidad, y los principios del siglo XIX, inicio del romanticismo, el oscurantismo y la violencia. Varias figuras reales personifican estos mundos: Leonor, la rebelde protagonista, el científico francés Pierre Méchain, el oportunista Bartolomé, el libertino periodista Rafael y el conde Carlos. Desde Francia, en una atmósfera de corrupción y revolucionaria, miles de franceses huyen a Mallorca. Un conde, siempre acompañado por su sirviente Bartolomé, ansía ascender y lo logra, casándose con la noble mallorquina Dionisi. Pronto el conde es conocido por su espectacular crueldad, mientras Bartolomé, Rafael y Leonor se entregan a la pasión erótica. Sin embargo, los conflictos sociales, políticos y personales de todos ellos harán que la atmósfera en que se desarrollan sus aventuras se haga oscura y opresiva, hasta llevarnos a un repentino, extraño y misterioso final.

Published:
Publisher: ifeelBook Editorial
Genres:
Excerpt:

Reviews:Reseña diario Última Hora, Domingo 1 de mayo 2016, por Antoni Serra :

Sin duda recordarán ustedes, camaradas en la utopía, que profeso especial estima a Roser Amills poeta, ¿debo recordarles “Morbo”? Últimamente Roser se ha dedicado a la narrativa, concretamente la novela: El ecuador de Ulises era su último título, publicada el año pasado, pero ahora ha dado a conocer “La bachillera” (ifeelbook. Palma, 2016). Se trata de un texto narrativo inquietante, profundamente crítico, situado en el siglo XVIII y el panorama geográfico de Palma (pero también Fornalutx, Barcelona o Francia), unos personajes excepcionales (y a veces inquietantes e inquietadores) como Leonor (excepcional), Dionisia, Bartolomé (o Tomeu), Monsieur Charles (o la violencia depravada), Rafael… personajes que tienen una vida social, amorosa, delictiva incluso, que Amills consigue, con una habilidad literaria admirable, llevar hasta límites insospechados.
El mismo Bartolomé, hacia el final de la obra, nos ofrece esa conclusión incuestionable: “… las personas somos todo lo buenas que el mundo nos permite”, pero ya mucho antes, al principio de la obra, Amills define su gran personaje Leonor: “tiene el espíritu atento hasta la monstruosidad… aprendió a aislarse, por eso adora leer y escribir”.
Y finalizo mi breve comentario con esta inquietante cita:
“… poco sospechan los nobles mallorquines que si el mundo está cambiando tan rápido es, sobre todo, gracias a la activa colaboración de sus díscolos hijos, ansiosos de ideas nuevas para liberarse de las viejas cadenas”.

Libro recomendado de la semana del Diario de Mallorca, 12 de mayo 2016 :

Recomendamos La bachillera, la novela protagonizada por una mujer adelantada a su tiempo. En la Mallorca contemporánea a la Revolución francesa y que está acogiendo a quienes huyen de la guillotina, una mallorquina adelantada a su época, Leonor, se resiste a su destino previsible de esposa y madre. Las mujeres con exceso de lectura asustan a los buenos maridos.

Reseña El Periódico, 2 de abril 2016, por Ramon de España :

Título: La bachillera mallorquina
Roser Amills publica 'La bachillera', su segunda novela en menos de un año, centrada en una refugiada de la revolución francesa en Mallorca

Todo el mundo conoce a Roser Amills, o esa es la impresión que sacas cada vez que su nombre aparece en una conversación y todos aseguran habérsela cruzado alguna vez, haber leído alguno de sus más de veinte libros publicados, haberla visto por la tele u oído por la radio, haber leído alguno de los miles de artículos que ha publicado en la prensa desde que abandonó su Algaida natal para instalarse en Barcelona o, por lo menos, haber disfrutado de esas fotos suyas que cuelga en las redes sociales.
(…)
Lo dicho: todo el mundo conoce a Roser Amills, mallorquina de la cosecha del 74, y a casi todos les cae bien porque es una persona encantadora que cuando dice que se alegra de verte, resulta hasta verosímil. Por eso, supongo, la librería La Central de la calle Mallorca registró el pasado miércoles un lleno hasta la bandera para celebrar la aparición de su nueva novela, 'La bachillera', que llega menos de un año después de la anterior, 'El ecuador de Ulises', que giraba en torno a la época, a finales de los cincuenta, en que Errol Flynn amarró su yate en la bahía de Palma y, como no podía ser de otra forma, dado el gusto por los excesos del actor, se hizo notar. El tema había rondado previamente por la cabeza de otros autores baleares, como José Carlos Llop o Eduardo Jordá, quien publicó en 1987 un librito al respecto, 'El cielo de septiembre', con unas estupendas ilustraciones de nuestro común amigo Pere Joan. Pero la novela de Roser iba más al fondo del asunto.
8…) Ahora, sin cambiar un ápice su presencia física, ha pasado de Errol Flynn a Leonor, de los turistas alcoholizados de Hollywood a los refugiados de la revolución francesa renuentes a la guillotina y del siglo XX al XVIII.

Seguimos en ese punto de vista tan balear del que recibe visitas en vez de hacerlas -no me extrañaría que la autora elucubrase algún día sobre la presencia de George Sand y Frederic Chopin en las islas, como ya hizo hace años el difunto Jaime Camino en su película 'Un invierno en Mallorca', dignísima obra enriquecida por la aparición de Román Gubern vestido de cura-, pero el foco está puesto en el contraste entre la tal Leonor, de probable origen judío e intensas preocupaciones intelectuales, y la sociedad, atrasada y cerril, que la acoge de mala manera y no tarda en rebautizarla como 'la Bachillera' de manera despectiva, ya que, según comentó la propia Roser durante la presentación, en aquella época y entorno, una mujer que leía libros estaba muy mal vista, se daba por hecho que se metía donde no la llamaban y se la tildaba sarcásticamente de bachillera porque sonaba mejor que puta, que era la palabra que a todos los rústicos les rondaba por la cabeza. Evidentemente, los intentos de la pobre Leonor por desasnar a las niñas de la localidad y ayudarlas a pensar por su cuenta no la convertirán en un personaje especialmente querido en la Mallorca de la época.
(…) Roser aseguró que 'La bachillera' rebosa pasión. Y lo dijo como lo dice siempre todo, con una sonrisa de palmo y medio y la habitual expresión de yo-he-venido-a-este-mundo-a-llevarme-bien-con-la-gente.

Comentario de @joriolco en Instagram, 31 de julio 2016 :

“Tras leer La bachillera de Roser Amills, lo puse en la estantería de libros a releer. Qué mejor forma de empezar unos días de descanso en La Vecilla que disfrutando de una nueva lectura del libro con marcapáginas de este tranquilo pueblo leonés. Gracias por atreverte a escribirlo. El tema, la época, la localización, a priori no parecen atractivos para el gran público. Su primera lectura fue un descubrimiento para mí, la segunda me ha convertido en un nuevo, futuro, lector incondicional de tu obra, a unir a los muchos que seguro tienes ya”.

Rafa Moreno dijo en vinovidavici.com :

Después de El ecuador de Ulises, Roser presenta La bachillera, una novela basada en hechos reales sobre Leonor, mujer del XIX gran lectora y valiente porque “… las damas con exceso de lecturas espantan a los buenos maridos”. Avanzada a su tiempo y desbocada, se rebela ante el orden establecido entre franceses refugiados, guerras, pasiones, erotismo, celos y crueldad, y con la compañía de personajes imperfectos que guardan demasiadas similitudes con cada uno de nosotros.

Mujer, poeta y amante a partes iguales, Roser reclama para sus congéneres la libertad con la que ella viste sus actos, encarnando el hedonismo bien entendido, ese que no cuestiona ni quiere ser cuestionado. Que se nutre de libertad, inquietud y curiosidad; del que te lleva siempre más allá. Porque Roser habita en un mundo que no ha creado pero vive en él como si fuera suyo. Sí, actitud, la tiene toda.

En esta ocasión, ha tenido a bien llevarla hasta un servidor para mantener una distendida charla. No negaré que soy un tipo afortunado.

Me adelanto unos minutos a la cita. Adoro verla llegar (¿o venir?).

Ahí llega. Me ha visto. Ella sonríe y yo muero. Guardo los auriculares en el bolsillo interior de la chaqueta a sabiendas que un trocito de cable blanco asomará de todos modos, mientras apuro mi cigarro en la puerta de la cafetería. Lo apago. Ella enciende uno. Empezamos bien [risas].

Priscila Fernández, @queen_desert :

Cita de La bachillera: “Cuando una niña se deja embrujar por su primer libro se convierte en respondona, ambiciosa, apasionada”. Grande Roser Amills!

Blog La lectora infiel :

“Si alguien quiere saber algo de esta época (1780-1840) y odia leer libros de historia, esta novela le puede ayudar porque, de forma novelada, amena, nos va ofreciendo datos sin casi darnos cuenta.”

Margarita Sirgu :

“Realmente muy buena novela. Cuenta cosas muy interesantes de la sociedad y la época que me ha encantado descubrir y nos acerca a la vida de una mujer realmente fascinante”

Olacacia, Librería de la Tolerancia, (Madrid) :

La bachillera es un libro sobre la educación y la igualdad que no os podéis perder. Educación, escuela, libertad.

Llibreria Adserà, Tarragona :

“No us el perdeu! #adserarecomana #santjordi2016 #donesescriptores Una història fresca i amena d’una dona símbol de la rebel.lió que totes portem a dins mentre vivim en un món encara ara fet per als homes. Una dona lectora -la bachillera- del s. XIX que s’enfronta a una societat que vol dones submises”.


Roser Amills (Algaida, Mallorca, 1974) se acerca al siglo XIX y narra las consecuencias de la Revolución Francesa desde la isla que recibió a más refugiados franceses, todo contado desde el punto de vista de una protagonista valiente y rebelde y los personajes con que se relaciona.

Después de la novela del año pasado El ecuador de Ulises, basada en la estancia real del mítico actor Errol Flynn en Mallorca durante los últimos 10 años de su vida, Roser Amills presenta ahora La bachillera, una novela también basada en hechos reales sobre una mujer del XIX gran lectora y muy valiente porque…

la bachillera novela de roser amills

Título: La bachillera

Editorial: IfeelBook

Distribuye: Nus de Llibres (Tel. 902 885 772)

“Me gustan las novelas históricas. No sólo las que reflejan grandes hechos o la vida de reyes u otros personajes destacados; también me gustan las novelas que contienen la que yo llamo "la pequeña gran historia".

Roser Amills, marzo 2016

Una historia de amor sin almíbar, lascivo y trepidante

Dos hombres. Una mujer.

Una elección que puede salvarla o hundirla.

Una historia de amor que nunca olvidarás.

El de Leonor es amor sin almíbar, verdaderamente lascivo y trepidante, pero muy lúcido y de una intensidad capaz de atravesar décadas, guerras, cambios de órdenes políticos y cualquier avance científico. Un amor en el que el sexo, y eso le otorga veracidad a la narración, no se esconde ni con palabras elusivas ni con elipsis.

Entre 1787 y 1839
(CURIOSIDAD: se han tenido que censurar nombres)

La bachillera se inicia en los convulsos años de la Revolución francesa con la narración, hasta hoy inédita, de cómo se vivió este evento de alcance internacional desde la isla de Mallorca. Por la documentación obtenida por la autora –cartas personales, actas, crónicas coetáneas y anotaciones personales de la protagonista- esta novela ofrece la oportunidad de asomarnos a un mundo hoy desaparecido pero de lo más vigente: el momento en que la tradición mallorquina se vio invadida y conquistada por el refinamiento, pero también la lucha de clases, de los franceses revolucionarios.

La isla, entre 1787 y 1820, estaba ocupada por miles de refugiados franceses, y también recibió a no pocos ingleses y a mercenarios dispuestos a cualquier crimen con tal de ganarse la vida. Así, Mallorca resultó ser un enclave estratégico para los intereses e intrigas de la Corona española, para el Vaticano tras la conquista de Italia por Napoleón y también para un misterioso e intrépido grupo de científicos franceses demasiado avanzados para su época dispuestos a negar, por ejemplo, la existencia de Dios o a cambiar la fe religiosa de los europeos por la fe científica.

La autora juega con elementos inspirados en todos estos hechos reales y ha cambiado algunos nombres para no incomodar a los descendientes de algunos personajes especialmente corruptos y crueles.

“Para empezar por algún lado, para tirar del hilo, me desplacé hasta 1790 y aquí tenéis lo que encontré, los apasionantes datos que he investigado. Me he basado en hechos reales, con personajes y escenarios auténticos, aunque algunos nombres y datos se han tenido que modificar para no incordiar a herederos vivos que reniegan de ciertas historias tan crudas fueron. He exhumado una amplia procesión de excluidos y olvidados, de amantes del progreso, de soñadores en los que nos podemos soñar ahora para que nos inspiren con sus aciertos y errores, para ponernos en su lugar y comprender que donde abundó el mal también había buenas intenciones, para constatar que todo está bien como está pues de ahí venimos y de otro modo no hubiéramos existido tal como somos, nos guste o no. Por eso, porque esto es un acto de reconciliación, espero que los lectores pasen las páginas con esa sonrisa, esa reflexión, ese llanto o esa bendición que debemos a nuestros antepasados. Sienta bien saldar cuentas y poner el contador a cero”.

La bachillera, Roser Amills (pág. 351)

De las guerras napoleónicas a las guerras carlistas

En la época que recoge La bachillera, Europa entera está convulsionada por las guerras y en España se han iniciado las primeras guerras carlistas -durarían hasta finales del XIX-. Por lo tanto, esta novela es también un documentado relato con altas dosis de historia, tensión política y bélica que atrapa.

En este convulso contexto, la novela La bachillera narra las vidas y las relaciones de varios personajes entre Mallorca, Francia y Cataluña durante un periodo de más de treinta años, a principios del siglo XIX, con un papel protagonista para Leonor. Es una chica muy espabilada además de guapísima y aunque proviene de un pueblo y es pobre enseguida aprende las costumbres festivas de los nobles de la capital, moviéndose en sociedad con mucha soltura.

La autora ha querido recrear sucesos que no le había contado nadie en el colegio ni en casa: el sorprendente papel protagonista de Mallorca en extravagantes proyectos científicos, bélicos y papales, la violencia de desigualdades e hipocresías, el germen de innovaciones sociales que trajo la revolución francesa o cómo logró mantenerse en el poder la Santa Inquisición hasta bien entrado el XIX, cuando ya apenas tenía presencia en ningún otro territorio. Y las intrigas, las pestes y los piratas, la pionera educación femenina, las invasiones inglesas y las colonias, la fortuna de mercenarios venidos de otras tierras que encontraron en la isla vía libre para sus fechorías, la desgracia de los desamparados en guerras de poder y desmanes de la iglesia, la corrupción de los gobernantes. Nada muy distinto de lo que pasa hoy, afirma Roser Amills.

Una absorbente novela de amor y ambiciones con la extraordinaria recreación histórica de la revolución francesa en Mallorca y Cataluña. Personajes atractivos, intrigas que atrapan y el dibujo de un mundo aparentemente lejano y que, gracias a la penetración psicológica de la trama, se nos ofrece mucho más parecido de lo que pensábamos a la actualidad social, política y de relaciones de nuestra época.

Para recrear todo esto, hay, evidentemente, una gran labor de investigación histórica pero, lo mejor de todo, es que queda natural. Tan natural que parece que realmente haya sido escrita por alguien que estuvo allí en aquella época. La autora describe cómo eran las fiestas de 1800 en Mallorca, los trajes, la forma de comportarse de la gente.

Una mujer que huye de la desigualdad y la marginación mediante la cultura

La bachillera es una HISTORIA DE AMOR que traspasa barreras sociales y fronteras, recrea AÑOS DRAMÁTICOS en nuestro país y revela la IMPLACABLE LUCHA por los pioneros derechos de las mujeres para acceder a su autonomía emocional y cultural: justo antes de las primeras sufragistas, algunas mujeres avanzadas, como la protagonista, trataron de argumentar algo elemental, pero que les estaba vedado: el derecho a leer, aprender, expresarse. Leonor es una de ellas, y está dispuesta a todo para salirse con la suya.

En esta novela la heroicidad proviene de una fascinante mujer. Leonor, a lo largo de la historia, muestra fortaleza en su intento de rehacer su vida para ser libre y culta y regenta, con ayuda de su madre, una escuela para niñas en un entorno de hombres crueles e incapaces de respetarlas como iguales.

Leonor, una mujer culta y libertina entre damas que apenas saben coser, es de clase baja y ha tenido una infancia ingrata –resulta especialmente duro el capítulo en que un socio de su padre zarandea su existencia abusando de ella- está dispuesta a cualquier cosa para escapar de la desigualdad, marginación y humillaciones a su género.

LOS PERSONAJES

Los diferentes personajes que la acompañan – Dionisia, su ingenua amiga de infancia y ama, sus sucesivos amantes, una madre fría y inexplicablemente permisiva, la muerte súbita de su cruel padre, la llegada a la isla y a sus vidas de un misterioso conde, el encargo de un bondadoso obispo…- la llevan a atravesar múltiples aventuras a la vez que la obligan a razonar sobre la naturaleza del bien y el mal, la moral científica, la ley y la religión mientras descubren al lector sucesos poco conocidos de una época que abarca la modernización de Europa, la abolición de la monarquía francesa por vía violenta, la revolución política contra los monarcas absolutistas que se extiende a otros países, la ausencia de ética y justicia en la vida cotidiana, los cambios sociales propiciados por la revolución francesa y la naturaleza contradictoria de las pasiones y el amor romántico desde el punto de vista de las mujeres intrépidas que han empezado apenas a alzar la voz en Europa porque no se conforman con ser amas de casa y madres.

Una mujer que jamás cometerá el error de su madre: casarse

Mientras la guillotina hace que rueden las cabezas del Antiguo Régimen, Europa asiste atónita a un cambio que removerá para siempre sus cimientos. Las noticias sobre lo que sucede en Francia llegan a Mallorca con cuentagotas con los refugiados franceses, despreciados y perseguidos en el seno de la rígida e intolerante sociedad mallorquina. La Corona española tiembla ante la sublevación popular que hace peligrar las monarquías extranjeras y sólo las prostitutas francesas de los burdeles de Palma de Mallorca, también refugiadas, y Rafael, un periodista mallorquín, parecen estar informados de lo que pasa fuera de las fronteras.

Una mujer enfrentada a la rígida sociedad mallorquina del XIX

En el contexto antes descrito se fragua la sobrecogedora historia de Leonor, pionera del movimiento feminista, una mujer que decidió dedicar su vida a ser maestra -una profesión considerada de hombres, pero aún así logró poner en marcha la primera escuela para niñas de la isla-, que se había prometido no casarse jamás –casarse era una complicación que no necesitaba, afirmaba- y que recordó toda su vida con horror la sumisión de su madre.

Leonor se rebela con el injusto orden establecido y, para salirse con la suya, cuenta con una voluntad que conmueve y atrapa y que hace que el lector actual puede identificarse con ella y emocionarse. Como demuestra la novela, las cosas no han cambiado tanto entre hombres y mujeres desde el siglo XIX hasta el siglo XXI.

Una mujer que aprende de cada hombre que se cruza en su camino

Los asuntos del corazón no son en absoluto una prioridad para ella y ambiciona por encima de todo lograr que su mente no se deje dominar por su apasionado corazón. Por eso se vuelca en su escuela, sin obviar sin embargo las fantasías secretas y los deseos más reprimidos de sus amantes, a los que se entrega y gracias a los que accede a un universo de placer inconmensurable pero también de aprendizaje sobre el alma humana al alcance de pocos.

De uno de sus amantes, Rafael, un periodista inteligente y sensible, atrevido y que despierta en ella ardientes fantasías, dispuesto a educarla a su manera y que le hace de mentor, aprende que ser romántica la haría esclava del injusto orden social que los rebeldes como ellos dos intentan desmontar, sin embargo... También ha aprendido del arrogante Bartolomé la dulzura, los besos, la tentación clandestina, parecida a la de sus anteriores escarceos con un joven capellán. Entre todos, muestran la hipocresía de la atrasada sociedad del siglo XIX.

Pura rebeldía, Leonor se confía, pues comprueba lo fácil que es convertirse en objeto de deseo de muchos hombres en su propio beneficio. La bella e inteligente Leonor se convierte a medida que avanza la novela en arquetipo de mujer avanzada cuya trayectoria vital y emocional la lleva a afirmarse como mujer libre contra la mediocridad de su entorno.

Ambición, progreso, obstinación, ilusiones, pasiones encendidas

Las cosas no resultarán nada sencillas en este camino de superación personal, pues pronto descubrirá que el roce continuado puede producir sentimientos oscuros… Leonor ha hecho grandes esfuerzos en su adolescencia para dejar atrás su pasado y conseguir ser la directora de un colegio de señoritas que es ya el más reputado de la isla, pero la atracción entre ella y Bartolomé es cada vez más difícil de superar.

Unidos por el deseo, se ven envueltos en una intensa felicidad que les libera de un pasado cruel. Entonces, con angustia, Leonor descubre la traición en el origen de su amor.

Por amor flaquea y por amor vuelve a levantarse, y en ocasiones los ideales de esta mujer libre y maestra luchadora se tambalean hasta un desenlace sorprendente repleto de trampas, secretos, traiciones… que lleva al lector a replantearse las consecuencias de los resortes de la ambición, el progreso, la obstinación, las ilusiones, las pasiones encendidas… en las que todos podemos arder sin remisión.

Es una reflexión muy vigente acerca del coste vital de las aspiraciones más nobles: cuando se revelan los oscuros secretos de su pasado, Leonor comienza a cuestionarse todo aquello que creía cierto, incluyendo los anhelos de su propio corazón.

+ CURIOSIDADES DE LA NOVELA

¿Por qué es Leonor promiscua e incapaz de enamorarse?

El destino ha ayudado a Leonor dándole sufrimientos, lo que la ha fortalecido, pero también acceso a los libros prohibidos de la época, a clandestinos amantes instruidos y ha recibido el encargo del obispo de Mallorca, un obispo atípico por su extrema cultura y bondad, de montar una escuela de señoritas donde las niñas que hasta entonces apenas aprendían a coser y a casarse se podrán formar en historia, ciencias naturales, filosofía o matemáticas.

Inspirada por las pioneras del sufragismo

Culta y libertina, esta rebelde y contradictoria muchacha ha crecido gracias a una cadena de casualidades inspirada por Voltaire y Mary Wollstonecraft, pionera coetánea del sufragismo que Leonor lee con devoción. Wollstonecraft fue la madre de la famosa Mary Shelley, autora de la célebre novela Frankenstein.

El secreto objetivo de Leonor, como el de sus inspiradores, consiste en construir desde su escuela mallorquina un entorno igualitario para las nuevas generaciones de mujeres que pueda algún día extenderse a odas partes y acabar así con el analfabetismo femenino y sus consecuencias. Este es su sueño, y por él luchará con las únicas herramientas de que dispone: cultivará su inteligencia y si hace falta también utilizará su belleza como medio de manipulación del prójimo y satisfacción de su herido amor propio.

Un acuerdo privado: pareja abierta en pleno siglo XIX

Bartolomé, el amante que pretende domesticar a Leonor, es un libertino sin escrúpulos. Sin embargo, aunque al principio utiliza a Leonor para lograr sus objetivos, poco a poco sus sentimientos van cambiando… ¿Logrará llegar al corazón de esta peculiar mujer y amar aunque sea una sola vez en la vida?

Veremos cómo el inicial recelo entre ambos da paso al afecto y madura el germen del amor, a pesar de los obstáculos que la sociedad impone y del pasado de ambos que acecha, presto a asestar un golpe brutal a sus sueños.

Ya en el primer capítulo Leonor, la soltera más deseada y arisca de la isla, la mujer extravagante que prefiere el estudio y los libros a los salones de baile o casarse, establece un pacto con uno de sus amantes, un pequeño acuerdo privado que escandalizaría a todos pero que nadie conoce: unidos por un deseo salvaje, Leonor y Bartolomé se encontrarán íntimamente y en secreto sin pensar jamás en casarse, cada uno será libre respecto al mundo y a los sentimientos que los unen.

Se trata de un arreglo que no podría resultar más ideal y civilizado a ojos de la ilustrada Leonor y que su amado Bartolomé acepta cautivado por su belleza pero también asustado, y si cede es porque mantiene el plan de hacerla cambiar de idea…

Antes de que pase mucho tiempo, la pasión los tendrá a su merced, y cuando Leonor cree que ha encontrado la felicidad que siempre había soñado y Bartolomé ya se veía convertido en noble caballero capaz de ofrecerle un ventajoso matrimonio, sus vidas de lujuria y libertinaje dan un giro inesperado que confunde a los protagonistas y el anhelo de progreso se verá truncado: celos y miedos, un conde desalmado –que llegará a ser gobernador de Cataluña gracias a Bartolomé, Dionisia y Leonor-, la Inquisición, las revueltas y el desorden de las guerras carlistas que ponen en peligro la continuidad de la escuela de niñas y, sobre todo, el peso inevitable del pasado, la mayor pesadilla para casi todos los personajes, sobre todo para Leonor y Bartolomé.

Una judía conversa en la época de la Santa Inquisición

Leonor, además, pertenece a la clase más despreciada: la de los mallorquines descendientes de judíos conversos, los xuetes. Se plantea así la lucha entre dos clases sociales que chocan: la nobleza y los proscritos que tratan de progresar entre injusticias, represión, conservadurismo y corrupción. Capítulo a capítulo, la protagonista asciende socialmente y se entrega en secreto a cuantos hombres sea preciso para salirse con la suya, siempre con un lema en mente:

«Todo lo que se quiere, se puede.»

Aunque lo que complicará de verdad las cosas será la aparición de un elemento que no estaba previsto en este juego a dos bandas: el amor. Leonor se siente cada día más atraída por los besos de un joven tahúr, Bartolomé, un pícaro arrogante y bien plantado. ¿Será capaz de resistirse a su encanto? ¿Podrá cumplir con su deber sin negar lo que siente su corazón?

Ciencia, religión, intereses imperialistas y el Vaticano

A principios del siglo XIX, la isla de Mallorca está en el punto de mira de las potencias europeas. Es propuesta como sede alternativa del Vaticano, es impuesta por el rey de España, Fernando VII, como eje principal para las mediciones científicas del Paralelo 45.

Los orígenes del sistema métrico universal y Mallorca

El rey de Francia, Luis XVI, había ideado una alianza para crear conjuntamente con España el sistema métrico que conocemos en la actualidad, y que oficializaría más adelante Napoleón Bonaparte.

Guardar

1 Comments

  1. Pingback: BARCELONAUTES | Entrevista a Roser Amills sobre #labachillera |

Va, regálame tu comentario!!

About Roser Amills

Escritora mallorquina en Barcelona | Prensa, radio y TV | Mail: amillsroser@gmail.com