La fiesta de mi santo, allá en 2007

«… pero es sabido que el espíritu humano, muchas veces, toma decisiones cuyas causas dice no conocer, se supone que lo hace después de haber recorrido los caminos de la mente con tal velocidad que luego no es capaz de reconocerlos y mucho menos reencontrarlos».

José Saramago

Comparte y comenta esta entrada: