Sabrina Salerno nació en Génova en 1968. Su canción «boys» la convirtió en superventas internacional en 1987.
Su pecho al aire quedó grabado en la memoria visual de muchos españoles.

Corría el año 1987, concretamente unas horas de 1988, cuando el hoy anodino espectáculo de una gala de nochevieja nos ofrecía uno de los momentos más imperecederos de la historia de la televisión en el terreno de lo erótico festivo.

Por aquellas fechas, contaba yo 13 años, y para aquella generación, para los inocentes miembros de la generación de Naranjito, quedó grabado a fuego el momento, qué momento, en el que los pechos de una tal Sabrina emprendían una feroz lucha desafiando toda ley gravitatoria.

Al volver al colegio tras las vacaciones navideñas, a todos nos la traían al pairo los regalos de reyes de cada uno, sólo había un tema de conversación. Y pobre de aquél que durante aquella nochevieja, no hubiese estado frente a la televisión en el preciso instante en el que esta liberal muchachita italiana cantaba «Hot girl». «¿Visteis los melones en nochevieja?» Era la comidilla el día 8 de enero, día de la vuelta al cole.

Yo llevé unas pegatinas que obsequiaba Interviu y los profesores me mandaron al despacho del director. Y no era para menos la expectación creada, aquel seno rebelde poseía un poder hipnótico sobrenatural, huelga decir que para muchos supuso el despertar a la vida adulta.

Incluso se sacó una cancioncilla de este acontecimiento (sustituyendo el estribillo de «El africano», del sin par Georgie Dann) y que todos cantamos alguna vez para rememorar este hito televisivo.

«Mami, Sabrina es de la ETA, no tiene metralleta, dispara con las teeeetaaaasss…»

Comparte y comenta esta entrada: