Reflexiones, testimonios, performances y experimentos varios para que puedas decir, sin avergonzarte, «¡me gusta el sexo!» y no deje de gustarte, como a mí, un solo día de tu vida. Alegría a raudales y una sana relación con tu cuerpo y el de los demás!!

Comparte y comenta esta entrada: