Lectura muy necesaria: “El discurso sobre la servidumbre voluntaria” de Étienne de la Boétie (s. XVI)

/ Clipping, Columnas opinión

Hoy quiero recomendar (y además de eso, lo pongo aquí en vuestras manos, pues adjunto un Pdf de libre distribución muy completo)…

Decía que recomiendo encarecidamente la lectura del “Discours de la servitude volontaire” de Étienne de la Boétie (s. XVI).

Porque no habla de enfrentamiento. No habla de violencia. Habla de ser más conscientes, cultos, atentos, despiertos. Esa y no otra es la verdadera forma de cambiar y mejorar las cosas.

Digo “tenéis que leerlo y recomendar su lectura” y lo digo muy en serio. Porque está pasando. Otra vez.

El siervo o esclavo se vuelve a su vez tirano de otros:

los esclavos que juegan al juego de los tiranos esas personas que amonestan a otras desde los balcones como si fueran policías, son los de los mensajes anti-okupas ciegos a la precariedad habitacional de cada vez más gente y la usura de bancos y fondos buitre, son los que denuncian al vecino. Son los periodistas que publican lo que le gusta al poder para gustarle al poder por si eso asegura su puesto de trabajo, los muy ingenuos.

Somos todos, porque lo que hacen otros y consentimos es como si lo hiciéramos nosotros.

El tirano es aquel que necesita esclavos, y eso se logra con la tristeza de los sujetos. No hay terror que no tenga una tristeza colectiva como base.

“Siempre fue así”, “siempre hubo pobres y ricos”, “roba pero hace cosas”, “no trabaja el que no quiere”, “no tiene techo el que no quiere”, “es culpa del sistema, y el sistema no se puede cambiar, siempre fue así”…

Son enunciados actuales que muestran ese efecto de naturalización y acostumbramiento a la opresión.

En eso estamos. Hay que salir de esta hipnosis colectiva. Leamos, analicemos y debatamos con argumentos para salir de esa tristeza que esclaviza.

Si hay algo que sostiene al tirano es nuestra hambre de servidumbre.

Podemos tener obstáculos, podemos carecer de libertades, pero nada de eso justifica el sometimiento. Podemos estar empobrecidos, vulnerables, precarizados, pero no sometidos. Ese es el descubrimiento De La Boetie.

Abajo os dejo el PDF para que podáis acceder al texto y, sobre todo, compartirlo.

“ver un numero infinito de personas que no obedecen sino sirven, que no son gobernadas sino tiranizadas, que no tienen bienes ni padres ni mujeres, ni hijos, ni siquiera la propia vida que les pertenezca…”
E. de la Boétie.
Discurso sobre la servidumbre voluntaria.

La Boetie nos muestra la diferencia enorme entre trabajar para el sometimiento o para la vida. Y entonces pasa a ser una decisión simple. Asumir del lado de qué esfuerzo queremos a estar.

La persona libre de la que habla La Boetie no es un héroe. No es un superhombre, ni un pro-hombre. Es alguien desobediente. Y que basa su desobediencia en un ejercicio de memoria: de qué opresiones venimos, de qué luchas por derechos elementales, de qué precedentes deberían alarmarnos cuando merman, otra vez, los derechos humanos.

Este discurso resalta la solidaridad que encuentra el autor entre las posiciones del tirano y el esclavo, considerándolas como parte de un continuo con fuerte capacidad de irradiar corrupción y tiranía, generando efectos de propagación en la trama social. Sus desarrollos nos permiten pensar al sometimiento como una máquina montada sobre la subjetividad, brindando también elementos para pensar su desmontaje.

La estrategia que propone el autor es sencilla: dejar de sostener al tirano.

Aquí os dejo el PDF para que podáis acceder al texto y, sobre todo, compartirlo.

Link de descarga del Discurso sobre la servidumbre voluntaria aquí.

etienne-de-la-boetie-discurso-sobre-la-servidumbre-voluntaria1

La reproducción de este libro, a través de medios ópticos, electrónicos, químicos, fotográficos o de fotocopias está permitida y alentada por los editores.

Compartir esta entrada

Comparte y comenta esta entrada: